Las compañías de seguros lanzan constantemente ofertas, seguros de coche baratos y promociones para atraer a los clientes. Con estas promesas de descuentos en las pólizas, es lógico que queramos cambiar a una compañía que no solo nos ofrezca mejores prestaciones, sino también una prima más baja. Puede haber otras razones para querer cambiar de compañía, como unas condiciones más favorables en caso de siniestro o porque la prima actual no deja de crecer año tras año.

Sea como sea, la compañía a la que te vayas a cambiar te pedirá un certificado de siniestralidad. Desde Perea Grup, te explicamos qué es y cuál es su función. 

¿Qué es el certificado de siniestralidad?

Se trata de un documento en el que se enumeran todos los accidentes de tráfico de los que has sido culpable en los últimos cinco años. Se puede considerar como un historial de conducción. La compañía a la que quieras afiliarte te pedirá esta información para comprobar qué tipo de conductor eres y tus hábitos de conducción.

El precio de tu nuevo seguro puede variar mucho en función de la información de este certificado. La aseguradora tendrá en cuenta el número de siniestros que hayas tenido, y en los que hayas sido declarado culpable, a la hora de calcular tu póliza.

¿Qué es el SINCO?

Por otro lado, debes saber que, simplemente con tu DNI, la compañía puede acceder al registro Sinco para buscar este historial de accidentes. 

Se trata de un fichero que es compartido por la mayoría de las aseguradoras donde aparecen todos los registros de quienes tienen o han tenido un seguro de  moto o coche en España. Este servicio responde a:

  • Tarificar adecuadamente los riesgos en función de cada asegurado.
  • Promover la transparencia en el mercado de los seguros de coche para que los asegurados tengan un mayor acceso a todas las ofertas del sector, pudiendo así encontrar la oferta que mejor se adapte a sus necesidades.
  • Establecer un sistema seguro e imparcial que proporcione la información demandada por las aseguradoras.

 

Hay empresas que prefieren no compartir los datos de sus clientes en esta base de datos. Si este es el caso de tu actual aseguradora, la nueva aseguradora no podrá consultar tu historial online, y te pedirá que se lo facilites.

Además del certificado de siniestralidad, las aseguradoras tienen en cuenta otros factores a la hora de fijar el precio de la prima, como la edad y la antigüedad del conductor, la antigüedad del vehículo y otras condiciones como si el vehículo duerme en un garaje, etc.

¿Para qué necesito el certificado de siniestralidad?

Como hemos comentado, y es importante no olvidar, las compañías de seguros te piden este certificado para evaluar el tipo de conductor que has sido durante los últimos  años, y así poder valorar si te pueden asegurar y en qué condiciones.

¿Llevas el recibo del seguro del coche contigo? 👈 Te contamos si es obligatorio o no 

¿Dónde puedo solicitar los historiales de siniestralidad de mi vehículo?

Se trata de un trámite muy sencillo, aunque el procedimiento para solicitarlo puede variar ligeramente entre compañías de seguros.

Lo primero que hay que investigar es qué medios pone la aseguradora a nuestra disposición para acceder al certificado de siniestros online o físicamente (correo electrónico, atención presencial, área de clientes, teléfono…).

Lo más recomendable es realizar la solicitud por correo electrónico o por burofax. De esta forma, quedará constancia de nuestra solicitud y de la fecha de la misma. Por ley, la compañía aseguradora con la que tengamos contratada la póliza de seguro en el momento de la solicitud está obligada a facilitarnos el documento en un plazo máximo de 15 días.