Seguro que más de una vez te ha pasado que no has entendido conceptos técnicos de tu compañía de seguros. Sí, muchas veces las aseguradoras hablan con un lenguaje demasiado técnico y muy alejado de lo que es la realidad cotidiana. Un gran ejemplo son las palabras continente y contenido, las cuales acaban siendo muy confusas para el usuario final. 

 

Desde Perea Grup, siempre intentamos facilitar la comprensión a nuestros clientes. Por eso, hoy queremos hablaros de estas dos palabras que siempre se encuentran en los contratos y no se acaban de entender correctamente. 

Diferencias entre continente y contenido

 

Las partidas de continente y de contenido son referidas en todos los seguros multirriesgo como el de hogar, comunidad, comercio, naves industriales… 

 

La traducción que hacemos a nuestros clientes sobre estos dos conceptos son las siguientes: cuando hablamos de continente hablamos de edificación e inmobiliario, y cuando hablamos de contenido hablamos de mobiliario, ajuar o existencias. 

¿Qué es el contenido en un seguro de hogar?        

 

El contenido de un seguro de hogar hace referencia al mobiliario. Para que se entienda fácilmente, es cualquier cosa que “volcando la vivienda”, caiga, sumando también los muebles de cocina y los de baño así como los aparatos de climatización. Por ejemplo: muebles, ropa, electrodomésticos, objetos personales, material de deporte, colecciones, joyas, obras de arte, etc. 

 

Todo esto se tiene que valorar dentro de la partida de mobiliario. Es de suma importancia estudiar detenidamente lo que dice el contrato sobre cómo se tiene que declarar para que sea correcto. ¿Por qué? Porque cada compañía lo gestiona de manera distinta, por ejemplo, en una pueden decirte que el capital de joyas y objetos personales van juntos, u otra compañía puede decirte que cada capital es independiente.

 

Por eso es tan importante contar con un corredor de seguros que sea capaz de entender cuáles son las normas de suscripción de un seguro de cada compañía e interpretarlas a favor del asegurado. 

¿Qué es el continente en un seguro de hogar?        

 

Se trata de la edificación. Hace referencia a todo lo que serían las paredes, los trasteros, dependencias de anexos, entre otros. 

 

Hay compañías que las instalaciones fijas, como muebles de cocina o baño los consideran continente, mientras que otras aseguradoras las consideran como contenido. Por eso, repetimos la importancia de contar con un especialista para entender cada contrato y vivir sin riesgo a perderlo todo ante un siniestro.

Excepciones del continente

 

Un error común cuando hablamos de continente es el querer cuantificar el valor de continente teniendo en cuenta el valor de compra de nuestro inmueble. El terreno donde la casa está construida no se asegura pues no se destruye en caso de siniestro total, ni pierde valor.

Principales diferencias entre continente y contenido

 

A pesar de qué es una pregunta muy frecuente, como hemos visto en las líneas anteriores, no tiene nada que ver lo que es el continente con lo que es el contenido. Para facilitar la comprensión, es mejor utilizar el concepto de “edificación” para referirnos a continente, y el concepto “mobiliario” para referirnos a contenido. 

Cómo calcular el valor del continente y contenido para tu seguro

 

Para calcular un valor de continente a valor de reconstrucción, es muy importante por ejemplo, no tener en cuenta el valor del suelo, porque el suelo no se destruye en caso de siniestro, solo tienes que cubrir el valor de reconstrucción. Esto se puede hacer con una valoración de metro cuadrado que disponemos los corredores de seguros profesionales y que aplicamos en función de si es un local, un piso, una casa, una nave industrial o un parking. 

 

Para calcular el valor de contenido, es muy importante valorarlo al 100%. Hay  mucha gente que solo quiere asegurar un capital pequeño porque hay cosas que no quiere asegurar. Si te pasa lo mismo, es esencial que quede reflejado en cláusula porque todas las pólizas del hogar aseguran la partida de contenido o de mobiliario a valor real, esto quiere decir, a una valoración del 100% de lo que se tiene. En caso de siniestro podrías tener problemas de infraseguro en caso de no tener correctamente detallada esta partida en la póliza.

 

 

Si esta declaración de valor no se hace de forma correcta, cuando venga un perito a casa por un siniestro, en vez de pagarnos el 100%, solo aplicarán una regla infraseguro y pagarán el 50%.

 

Por eso, es importante que tanto las partidas de continente como las de contenido, estén bien identificadas y detalladas en póliza con los valores exactos. No te olvides de ir actualizando, ya que es muy común comprar nuevos muebles y no reflejarlos dentro de las partidas.