Seguro que ya sabes que con un seguro de vida, garantizamos a los beneficiarios un cobro de una cantidad específica de dinero en caso de fallecimiento de la persona asegurada. 

Por otro lado, también se garantiza la misma cantidad de dinero para el propio asegurado en caso de que la Seguridad Social le conceda una invalidez, normalmente la permanente y absoluta. Esta invalidez es la que incapacita a la persona para llevar a cabo cualquier trabajo.

Pero, ¿sabes qué diferencias hay entre un seguro de vida individual y un seguro de vida colectivo? Desde Perea Grup, ¡te lo explicamos! 

Seguro de vida individual: Definición 

Ejemplo de seguro de vida individual

El seguro de vida individual, como hemos comentado, se trata de un seguro que pagará una cantidad de dinero también asegurada a los beneficiarios en caso en que la persona asegurada muera. Por otro lado, posiblemente y si esta ampliación está contratada, también se pagará al asegurado cuando sufra una enfermedad grave o tenga una incapacidad reconocida por la Seguridad Social.  

Características del seguro de vida individual

Si te preguntas sobre el coste de la póliza, tienes que saber que el precio está determinado por lo siguiente: 

  • El estado de salud del asegurado
  • Por la edad
  • El valor asegurado, es decir, el importe de indemnización que queremos percibir.
  • El nivel de cobertura contratada (las garantías)
  • Las diferentes actividades profesionales y recreativas que realiza el asegurado

Te puede interesar ≫ ¿Qué garantías ofrece un seguro de vida?

¿Qué es el seguro colectivo de vida obligatorio?

Como dice el nombre, el seguro colectivo es un seguro en el cual diferentes personas están aseguradas en una misma póliza. Este tipo de seguro es muy común en empresas y organismos.

Fiscalidad seguros de vida colectivos 

Contratar un seguro de vida colectivo tiene un atractivo de fiscalidad:

  • Las pólizas se encuentran integradas en el Impuesto de Sociedades de la misma empresa, ya que se tiene que hacer de manera obligatoria a los empleados asegurados. De esta manera, la prima se considera un rendimiento del trabajo. 
  • Sin dejar de banda la tributación de las indemnizaciones, si el beneficiario y el asegurado son la misma persona, se debería tributar por el IRPF. Y en caso de fallecimiento, los beneficiarios serán quienes deban tributar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Seguro de vida colectivo: Ley de contrato de trabajo

La Ley de Contrato de Trabajo obliga a los empleadores a abonar una indemnización cuando un empleado fallece o cuando un empleado, a causa de un accidente o enfermedad grave queda incapacitado para trabajar. De esta manera, el empleador cubre así, todas las obligaciones que determina la ley.

Hay que tener en cuenta que en este caso, el beneficiario es el empleador, quien podrá indemnizar todo. 

Diferencias entre seguro de vida individual y seguro de vida colectivo

Después de toda la información, vamos a aclarar dónde están exactamente las principales diferencias entre el seguro de vida individual y colectivo. Principalmente, estas son las ventajas que tiene el seguro de vida colectivo frente al individual: 

  • Prima más baja, al ser un riesgo colectivo, se ha calculado que la prima para asegurar el mismo riesgo es en torno a un 20% más baja.
  • Fiscalidad, la empresa puede deducirse íntegramente la prima pagada en el impuesto de sociedades.

Hay una característica que debe tenerse muy en cuenta:

  • La fiscalidad de la prestación: mientras en las pólizas individuales el beneficiario tributará por la base del ahorro del IRPF (entre el 19% y el 23%), las pólizas colectivas tributarán por rendimiento del trabajo en el IRPF (pudiendo llegar al 50% de tributación a partir de ciertas cantidades).

Recuerda que desde Perea Grup te asesoramos sobre los riesgos más importantes para que puedas seleccionar el mejor seguro de vida para ti y las personas más importantes. No dudes en contactarnos a través de nuestra página web o mediante nuestro correo electrónico info@pereagrup.com