¿Sabías que las compañías han encontrado en la franquicia una fórmula mágica que beneficia al tomador y la compañía? Muchos queremos bajar el precio sin bajar las coberturas, ¿es posible? En el artículo de hoy, desde Perea Grup, queremos hablaros sobre el seguro a todo riesgo con franquicia, ¿sabes cuáles son sus coberturas? ¡Vamos a verlo!

Qué significa un seguro a todo riesgo con franquicia

La franquicia es una cantidad o un porcentaje que es pactado entre la compañía de seguros y el asegurado. De esta manera, esta cantidad establece la cantidad que la aseguradora no pagará en caso de que hubiera un siniestro.

Seguro que os estáis preguntando, ¿entonces es un método útil? Lo es, sobre todo para ahorrar en el seguro de tu coche, ya que puede disminuir considerablemente los riesgos que asume la aseguradora. Vamos a verlo en un ejemplo para que lo entendáis mejor:

Imaginate, que un conductor tiene un seguro de coche a todo riesgo con franquicia de un total de 150 euros y tiene un siniestro de 200, la aseguradora solo le pagará un total de 50 euros. Y es que los primeros euros es el asegurado quien corre el cargo. 

Eso sí, si en este mismo caso el conductor quisiera pintar todo el coche, debería pagar una franquicia por cada lateral, en muchas ocasiones, incluido el techo. Tendría que pagar por lo tanto, 5 franquicias.

Ahorrar en el seguro 

La regla es fácil y simple: cuanto mayor sea la franquicia, mayor será el descuento sobre la prima principal que te aplica tu aseguradora. Las compañías siempre ofrecen distintas opciones de franquicias para que se pueda elegir entre la que más le convenga al asegurado. Suelen rondar entre los 150 y 1.200 euros, aunque siempre depende de la aversión al riesgo del usuario y de la empresa. 

¿Eres un conductor responsable que no suele tener accidentes? Entonces sería interesante contar con un seguro con franquicia, ya que podrías ahorrar parte de la prima. Por lo contrario, para aquellos que sufren más accidentes no es tan recomendable, ya que aunque paguen menos por el precio del seguro, terminarán pagando mucho más en los gastos derivados de reparaciones. 

¿Cómo funciona?

Sí, como hemos dicho, este tipo de seguro os puede ayudar a que la prima del seguro del coche sea más económica. Sin embargo, con esta modalidad pueden haber gastos añadidos. 

Un seguro con franquicia cubre tanto los daños que pueda sufrir un tercero como los daños propios de nuestro vehículo. Y es en esta última cobertura, que hay que tener en cuenta que es a la hora de aplicar la cobertura de daños propios cuando se aplicará la franquicia. 

Por ejemplo, en caso de accidente con consecuencias de 500 euros y tu franquicia es de 100 euros, los primeros 100 euros correrán a tu parte, y la compañía se responsabilizará de los 400 restantes si es culpa tuya. En cambio, si es culpa de un contrario y este acepta la reclamación, tu compañía pagará el 100% de los daños sin aplicarte la franquicia.

Otras coberturas

Además de las coberturas descritas anteriormente, y de las que son obligatorias de tener contradas por ley (responsabilidad civil obligatoria) la póliza de seguro cubre muchas otras garantías. Conocerlas es labor del mediador de seguros y es una tarea que no hace cualquier comparador de seguros que podamos encontrar por internet.

Entre estas coberturas importantes hay la de vehiculo de sustitucion, la de indemnizacion en caso de accidente o de invalidez permanente, o la asistencia en carretera.

Recuerda que contar con una correduría especializada en seguros como nosotros, es la mejor opción para elegir el mejor seguro. Contacta con nosotros.