¿Eres inquilino? Si tu respuesta es afirmativa, ¡contratar un seguro de hogar para inquilinos es una de las mejores decisiones que puedes tomar! Aunque el propietario del inmueble tenga una póliza de seguro de hogar, si no cuentas con la protección de este tipo de póliza, tus bienes personales estarán desprotegidos. Y no solo esto, también te puedes ver afectado por daños que puedas crear en la propiedad. Desde Perea Grup, ¡te lo contamos todo! 

Seguro de hogar para inquilinos: ¿para qué sirve?

 

Viviendo de alquiler nos pueden pasar ciertos incidentes tanto a nosotros como a nuestra familia, y aunque estemos de alquiler, el contrato siempre obliga a ciertas cosas en torno al propietario o en torno a los inquilinos.

 

De esta manera, el seguro de hogar para inquilinos sirve para ampliar la cobertura de responsabilidad civil. No es un seguro obligatorio, pero sí es un seguro altamente recomendable porque hay muchas cosas que por el contrato de alquiler, nos tocará pagar a nosotros. Por ejemplo, una rotura de la vitrocerámica o de un cristal, provocar un emboce o un incendio en la cocina, entre otros. 

Tipos de coberturas

 

Un seguro de hogar para inquilinos es una póliza de hogar adaptada a las necesidades del inquilino. Por tanto, te protegerá ante cualquier incidente que pueda ocurrir en la vivienda que tienes alquilada, como diferentes tipos de siniestros (incendio, explosión, rayo, rotura, robo y daños por agua).

 

Además de reparar o indemnizar el contenido de la vivienda de tu propiedad, este tipo de seguro tiene en cuenta aspectos importantes como la defensa jurídica y la responsabilidad civil como inquilino. 

 

Ofreciendo así asesoramiento y protección en caso de problemas legales con otros vecinos, la propia comunidad o incluso con el propietario, y garantizandote una cantidad suficiente para cubrir los posibles daños que puedas causar a un tercero.

 

El seguro de alquiler también incluye una cobertura de robo que garantiza la cobertura de todos tus objetos y pertenencias personales, que quedan fuera del ámbito de la póliza del seguro de hogar. Además, en caso de un daño grave como un incendio, ¡el seguro cubriría los gastos derivados!.

 

Ventajas de contratar un seguro de hogar para inquilinos

Vivir de alquiler 

 

Como hemos dicho, muchas veces, en el contrato de alquiler se nos obliga a tener solo un seguro de responsabilidad civil. Estos seguros cubren solo los daños que podamos hacer a terceros o nos defienden de las reclamaciones que nos puedan hacer.

 

Sin embargo, por poco dinero más, podemos tener también cubierto el seguro del hogar. Recuerda solo una cosa, vivir de alquiler no nos evita ser responsables del inmueble de donde vivimos. Por eso, contratar un seguro del hogar para inquilinos nos puede ayudar mucho a la hora de hacer frente a reclamaciones importantes. 

 

👉 Tal vez te interesa conocer todos los detalles sobre el seguro de impago de alquiler

Daño por agua

 

Hay muchos siniestros de daños por agua, que aunque vivamos de alquiler,  ¡son responsabilidad nuestra! Es decir, si el siniestro lo has provocado tú, por ejemplo, con un emboce, tú eres el último responsable y te tendrás que encargar de los gastos.

Responsabilidad civil

 

En muchas coberturas de alquiler, obligan a tener una cobertura de responsabilidad civil por los daños que podamos crear en el piso del propietario o a terceros. Es la cobertura más típica y se puede enriquecer con otras coberturas dentro del seguro del hogar.

 

Protección del contenido frente a daños materiales

 

El contenido es todo lo que hay dentro de la vivienda: electrodomésticos, muebles, ropa, joyas, objetos personales, elementos decorativos, entre otros. Al tratarse de pertenencias del inquilino, con el seguro del alquiler este podrá tener la cobertura por robo (cosa que la póliza del propietario no tendría obligación de responder). 

 

Como has visto, la contratación de un seguro de hogar no es obligatorio. Aun así, merece la pena protegerse frente a posibles siniestros y tener garantías que en un futuro nos ayudarán a responder ante incidentes graves.

 

Sin duda, es una inversión rentable que ofrece tranquilidad en los momentos complicados. Si quieres saber qué tipo de coberturas te convienen, no dudes en contactar con tu corredor de seguros de confianza.