Tras un accidente de coche, cuando nuestro cliente visita o contacta con una de las oficinas de Perea Grup para facilitar su versión del accidente es muy frecuente que nuestro equipo le informe sobre si su siniestro se tramitará o no por convenio.

De la mano de la respuesta que la Dirección General de Seguros (DGS) da a la pregunta sobre qué son los convenios de Daños Materiales de seguros de automóvil hemos preparado el siguiente artículo.

En España existen los convenios de indemnización directa de daños, son conocidos con las siguientes denominaciones: CIDE, ASCIDE, CICOS.

El objetivo de estos convenios es únicamente la tramitación de los daños materiales que se causen por colisión directa de dos vehículos asegurados por el seguro obligatorio de responsabilidad civil. Los convenios se firman entre entidades aseguradoras y tienen por objeto tramitar de una forma ágil y eficaz los siniestros por daños materiales.

En ese sentido, aunque en el accidente hubiera distintos tipos de daños, corporales y materiales, solo se tramitan estos últimos por los Convenios.
Pongamos por ejemplo un siniestro donde se produce una colisión entre un coche y una moto donde, además de los daños sufridos al vehículo, el conductor de la motocicleta resulta lesionado. En un caso así los daños sufridos por el impacto en la moto podrían ir por convenio y las lesiones corporales no.

¿Cómo funcionan estos convenios?

Funcionan siempre y cuando haya únicamente dos vehículos implicados los cuales tengan su seguro suscrito con una aseguradora española.  En estos casos, el asegurador del vehículo del perjudicado, previa aceptación de responsabilidad por parte de la aseguradora del responsable, hace frente ante el  propietario de este vehículo a la indemnización que le corresponda por daños materiales causados por el siniestro.

Todo ello, sin perjuicio de los eventuales derechos que le correspondan al perjudicado con el objeto de resultar totalmente resarcido de los daños que efectivamente haya sufrido, por ejemplo, siguiendo el caso planteado al inicio de este artículo, la reclamación de las lesiones corporales.

¿Qué datos son importantes para la gestión de un siniestro de automóvil?

No únicamente para aquellos siniestros que puedan tramitarse por convenio es muy importante que en el momento del siniestro obtengamos el mayor número de datos posibles sobre el contrario.

La matricula, es un dato mediante el que siempre puede cotejarse dónde está asegurado el vehículo e incluso si dispone o no de seguro. Clic para tuitear

En este sentido, desde Perea Grup recomendamos siempre obtener la matrícula de todos aquellos implicados. Hay que tener en cuenta que otros datos como la compañía aseguradora del contrario o su número de póliza pueden estar desactualizados o ser erróneos y que en cambio, la matricula, es un dato mediante el que siempre puede cotejarse dónde está asegurado el vehículo e incluso si dispone o no de seguro.

Adicionalmente a la matrícula es también interesante poder recoger datos como el nombre y apellidos de los implicados y de los testigos del accidente, sus teléfonos de contacto así como el lugar de ocurrencia exacta del siniestro.

Además, en caso de cumplimentar la Declaración Amistosa de Accidente y firmarla es imprescindible tener en cuenta que será vinculante en el momento de la tramitación del expediente. Aspectos como la versión reflejada, la marcación de cruces o la colocación de los daños de los vehículos son determinantes para la asignación de responsabilidades del siniestro.