Cuando se trata de daños causados por el agua en el hogar, es esencial contar con una póliza que nos proteja. En este sentido, un seguro de hogar que cubra las inundaciones por lluvia es esencial para mantener la calma ante los imprevistos devastadores.

 

No hay que olvidar que hay algunas regiones de España que son propensas a ciertos fenómenos naturales como los terremotos, los desprendimientos y, por supuesto, las temidas inundaciones.

El seguro de hogar y los fenómenos atmosféricos

Los daños por lluvia: cobertura y limitaciones

 

Las pólizas de seguro de hogar cubren los daños causados por la acción de la lluvia enmarcándola dentro de la cobertura de fenómenos atmosféricos (lluvia, viento, pedrisco o nieve). No obstante, es importante matizar que las compañías aseguradoras limitan la cobertura siempre y cuando haya una intensidad de lluvias superior a 40 litros por metro cuadrado la hora. Es decir, si se llegase a superar esa intensidad de precipitación y hubiesen daños que lamentar en tu hogar, sí que estás cubierto. De lo contrario no. 

 

Esta limitación en la cobertura, fijando una cantidad de lluvia a partir de la cual se cubren los daños, es una cláusula limitativa. En el artículo que os explicamos todo sobre las cláusulas limitativas en los contratos, ya os adelantamos que para ser válidas la Ley del Contrato de Seguros exige que estas cláusulas estén destacadas de forma especial en el contrato (negrita, subrayado, etc) y conste una aceptación expresa por escrito del tomador del seguro, es decir que se firmen tanto las cláusulas generales como las limitativas en este caso. 

 

Para conocer si se ha superado el límite de la precipitación para que tus daños en el hogar sean cubiertos, las aseguradoras y los peritos consultan las webs oficiales como la Agencia Estatal de Meteorología o sus páginas locales. 

 

¿Qué papel juega el Consorcio de Compensación de Seguros en las inundaciones?

 

Los daños causados por inundaciones extraordinarias son responsabilidad del Consorcio de Compensación de Seguros (CSS) y no de las compañías aseguradoras. Es decir, el CCS se hace cargo de las indemnizaciones causadas por estos fenómenos naturales.  Asimismo, la CSS es responsable de las inundaciones causadas por el anegamiento o la inundación del suelo debido a la lluvia o al deshielo.

 

El organismo público, que depende del Ministerio de Economía, también actuará si la inundación se produce en ríos, arroyos y lagos con salida natural. Es importante mencionar que existen algunas exclusiones significativas como las inundaciones causadas por el agua de las presas, las alcantarillas y otros cursos de agua artificiales que se rompen como resultado de eventos distintos a los mencionados anteriormente.

 

Riesgos extraordinarios

 

Según datos del propio Consorcio, en relación a los daños causados por DANA, que afectaron a varias localidades de España en 2021, tramitaron 24.465 solicitudes de indemnización por daños de inundación. Sin duda uno de los riesgos extraordinarios más comunes en España. 

 

Pues bien, el Consorcio compensa los daños producidos por los riesgos extraordinarios siempre y cuando tengamos contratada una póliza de hogar, accidentes, de daños, etc. con cualquier compañía aseguradora. Pero, ¿cuáles son los riesgos extraordinarios? Son aquellos fenómenos de la naturaleza, terrorismo y actuaciones de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad. 

 

Centrándonos en los daños causados por fenómenos de la naturaleza, si la inundación fue causada por un temporal en el mar (que se califica como acontecimiento extraordinario), el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) también se encarga de indemnizar al asegurado.  

La importancia de asegurar el hogar contra inundaciones

 

Las fuertes nevadas, las tormentas, el desbordamiento de los ríos y las inundaciones pueden causar importantes pérdidas económicas. Cuando tenemos una casa en propiedad, no sólo estamos expuestos a los riesgos «habituales», como el robo, el incendio o la rotura de tuberías. Las catástrofes naturales también pueden ocurrir en los días menos esperados.

 

Si uno tiene un seguro de hogar, es aconsejable comprobar si los daños por inundación están realmente cubiertos y en qué condiciones. Nunca es tarde para hacer cambios en nuestra póliza y añadir una cobertura más completa. Para esto, contar con un corredor de seguros de confianza como Perea Grup es de suma importancia.

 

Si necesitas contratar un seguro de hogar, ¡contacta con nosotros!